Saltar al contenido
Oracionesparatodo.info

Oraciones para pedir un milagro

diciembre 22, 2021
Oraciones para pedir un milagro

Oración milagrosa para pedir a la Virgen María una gracia urgente e imposible

Oración milagrosa para pedir a la Virgen María una gracia urgente e imposible. Muy a menudo nos encontramos en situaciones difíciles de afrontar, enfermedades, preocupaciones, deudas, catástrofes familiares, accidentes, pérdidas de trabajo y necesitamos ayuda, una ayuda fuerte, esperanza, apoyo… Y María está ahí, es nuestra madre, dispuesta a abrazarnos, consolarnos y ayudarnos en todo.

Las oraciones para obtener gracias imposibles son una solución ideal para interceder ante ella y tratar de obtener ayuda. Así que dirijámonos a Ella que todo lo puede, a Ella que aplasta la cabeza de la serpiente que amenaza nuestra vida cada día, a Ella que sólo espera nuestra oración, a Ella que sólo espera nuestro amor y nuestro «Mamá ayúdame….» y Ella nos ayudará.

Rezamos esta oración con gran fe y esperanza en forma de novena, durante nueve días, o si no podemos hacerlo durante al menos tres días, y repetidamente durante el día, la Virgen María no dejará de concedernos las gracias que pedimos. También puede ser conveniente hacer una oración al Espíritu Santo para obtener una gracia.

Oración milagrosa para pedir a la Virgen María una gracia urgente e imposible

Oh María, Madre mía, humilde hija del Padre, del Hijo, Madre Inmaculada, amada esposa del Espíritu Santo, te amo y te ofrezco toda mi vida. María, llena de bondad y misericordia, me dirijo a ti en estas horas de amargura para implorar tu ayuda, Madre admirable, Madre de la gracia divina, verdadero consuelo en el llanto, dulcísima abogada de los pecadores, presencia constante de Dios, ten piedad de mí y de todos los que amo.

Corazón Inmaculado de María, Tabernáculo y Templo de la Santísima Trinidad, sede de tu poder, Sede de la Sabiduría, océano de bondad, consíguenos por el Espíritu Santo que nuestros corazones sean tu nido donde podamos descansar para siempre.

Tráeme lo que tanto necesito, lo que pido con todo el fervor de mi alma, por amor a Jesús y por el tuyo, si es para la gloria de la Santísima Trinidad y el bien de mi alma. Vengo a ti, vengo a pedir tu poderosa intercesión, en esta difícil necesidad, para obtener la solución a este problema imposible que tanto me desespera y me parece inalcanzable con mis fuerzas:

(hacer la petición con inmensa confianza)

Es casi imposible para mí llegar a una solución de este problema, espero que me permita la gracia de ver resuelta esta dificultad y el fin de cualquier preocupación o dolor que me cause esta angustiosa situación.

Virgen Santa, noble Reina de los Ángeles, Esposa del Espíritu Santo, ¡recuerda que eres mi madre! Tú, que intercedes con tu Hijo, escúchame y dame la gracia que humildemente te pido con tanta urgencia. Dulce María, Madre amada, líbrame de los enemigos de mi alma y de los males temporales que amenazan mi vida, a ti te doy toda mi gratitud y devoción.

Santa María, mi madre, ruega por todos nosotros a su santísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Que Dios me ayude. Jesús, ayúdame. Que esta oración mía sea una oración eficaz en la desesperación de este momento.

Otros usuarios a los que les ha sido muy útil esta oración, también han mostrado interés por estas: